Chernobyl un desastre anunciado

Por Dayaneth Miguel

En esta mundo caótico en el que la naturaleza nos puso en pausa, el consumo del contenido de plataformas de streaming en el último año aumentó, si bien ya venía siendo un hecho que el futuro del entretenimiento era éste, la pandemia vino a revolucionarnos y nos transportó 10 años al futuro.

En este segmento les platicaremos lo que hemos visto y trataremos de darles ciertas sugerencias unas propias y otras en las que nos dejaremos arrastrar por la vox populi.

Tengamos clara una cosa, muchas veces no serán las más actuales, aquí se trata de dar el punto de vista de una servidora a cerca de estas series que tal vez y solo tal vez no has visto y se te antoje verlas con nuestro punto de vista, pero también cabe la posibilidad que ya las viste, si es el caso te invitamos a crear un foro y nos dejes tus comentarios y tu punto de vista.

Chernobyl: un desastre anunciado.

Oigan, ¿quién no ha escuchado de lo acontecido en Chernobyl? La curiosidad de cómo pudo haber sido, el pensamiento y sentimientos de los habitantes y esta serie le pone nombre y vida a algunos de los que pudieron ser quienes vivieron esta catástrofe nuclear.

Chernobyl dramatiza la historia del desastre de la planta nuclear de Chernóbil de abril de 1986 que ocurrió en la República Socialista Soviética de Ucrania (Unión Soviética), contando las historias de las personas que causaron el desastre y de quienes respondieron al mismo.

Nuevamente la historia te restriega en la cara que el poder, autoritarismo y ego, destruye no sólo ciudades, se lleva en el camino a hombres, mujeres, niños, familias que confían en sus autoridades, que creen que realmente sus dirigentes están velando por su seguridad y bienestar.

Debemos recordar que todos estos acontecimientos se dan en medio de la tensión entre Estados Unidos y Rusia potencias que no solo estaban tratando de demostrar quién era mejor en economía y productos bélicos, Rusia tenía que demostrar al mundo que su modelo económico social era viable.

En tan sólo 5 capítulos nos cuentan cómo Valeri Legásov, jefe de la comisión que lo investiga, graba cintas en las que se culpa al ingeniero Anatoli Diátlov y a otros superiores por el incidente, un desastre anunciado.

Vamos a pasar del susto a la impotencia y terminar en coraje; conforme van pasando las horas en Chernobyl, le hablas a la pantalla diciéndole a cada personaje huye, corre, no te quedes, se va a poner feo.

La narrativa te va contando la impunidad, mediocridad y la falta de conocimiento de las personas a cargo, sin el afán de caer en tintes políticos, te das cuenta como cierta corriente sociopolítica puede generar caos, las personas preparadas se destituyeron de sus puestos, sustituyendolos por el pueblo sabio.

La miniserie describe algunas de las historias menos conocidas del desastre, incluyendo los esfuerzos de los bomberos que fueron los primeros en llegar al lugar, los voluntarios y los equipos de mineros encargados de cavar un túnel crítico debajo del reactor 4.

La miniserie se basa en gran parte en los recuerdos locales de Prípiat, contados por la ganadora del Premio Nobel bielorruso Svetlana Aleksiévich en su libro Voces de Chernóbil.

Al tiempo debemos considerar que a pesar de que la serie se investigó exhaustivamente, se tomaron algunas libertades con fines dramáticos.

Obviamente Rusia y países que ahora son independientes a pero que pertenecieron en su momento a la URSS, niegan y jactan muchas irregularidades y exageraciones en la serie, no aceptan, la impunidad y el hecho que el desastre pudo haberse evitado. Eso solo quienes estuvieron ahí lo sabrán a ciencia cierta.

Los hechos lo que arrojan para las conclusiones personales es que las autoridades actuaron con alevosía y ventaja al no prever una evacuación inmediata como medida preventiva; total al final si hubiese sido una falsa alarma no pasaba en que regresaras a los habitantes a sus hogares, cosa que hasta el día de hoy no es ni se cree que suceda a corto plazo, haz las cuentas este desastre anunciado sucedió en 1986.

Hoy por hoy, existe el turismo extremo que te lleva a Prípiat y sus alrededores ¿ustedes se animarian? Honestamente yo no, pero esa es mi percepción.