Certamen Miss Universo: concurso o empoderamiento

Por Dayaneth Miguel

Miss Universo es un título y un concurso de belleza femenina internacional y anual en el que se juzga la belleza integral, la elegancia, la personalidad, el porte, la pose, la comunicación y la seguridad de candidatas provenientes de diferentes países (independientes o autónomos).

 Al igual de lo que ocurre con el título Miss Mundo, se dice que la portadora es «la mujer más bella del universo».

Cada concursante representa únicamente a su país de origen y la ganadora del título lo lleva por un período de alrededor de un año, añadiendo a él el año en que lo ganó.

 Andrea Meza, de México, resultó ganadora de Miss Universo 2021 en Hollywood, Florida, el 16 de mayo. Telemundo transmitará el certamen de belleza durante los próximos cinco años.1​ La 69a competencia de Miss Universo será presentada por Olivia Culpo y Mario Lopez.

La mexicana Andrea Meza es Miss Universo 2021, nació el 13 de agosto de 1994 en la ciudad de ChihuahuaChihuahuaMéxico. Es egresada de la Universidad Autónoma de Chihuahua como Ingeniera en Software.

Actualmente radica en la ciudad de GuadalajaraJalisco en donde trabaja como Modelo, además de ser embajadora de la campaña Ah Chihuahua, en la cual se dedica a promover la imagen del estado por todo el país

Desde que la ola actual feminista tomo un nuevo auge, con los comentarios de odio hacía nuestro género del ex presidente Donald Trump, vinculado directamente con el certamen de belleza, sumando a todo esto el escándalo de Lupita Jones (María Guadalupe Jones Garay, Miss Universo 1991), era lógico que el concurso tuviera repercusiones negativas.

Pero empecemos por el principio, debes entender el movimiento feminista y para eso te platico un poco de historia.

La genealogía del movimiento y los estudios teóricos del feminismo, sitúan el nacimiento de la primera ola a finales del siglo XVIII, con la ilustración.

Corriente anglosajona:

  • Primera ola: desde mediados del siglo XIX hasta principios del siglo XX
  • Segunda ola: segunda mitad del siglo XX, desde los años 60 hasta los 90
  • Tercera ola: desde la década de los 90 hasta la actualidad

Feminismo teórico (o Cronológico):

  • Primera ola: desde mediados del siglo XVIII, con el nacimiento del feminismo moderno
  • Segunda ola: desde mediados del siglo XIX hasta principios del XX
  • Tercera ola: desde los años 60-70 del siglo XX hasta los 90 (hay corrientes que afirman que hasta la actualidad)
  • Cuarta ola: actualidad.

 Ya que nos ubicamos en la historia, ahora debes entender que la lucha no ha sido fácil son muchos años donde el “patriarcado” lastimo al género femenino, sus derechos fueron violados, su integridad fue pisoteada y a la fecha el largo camino solo ha avanzado unos metros.

Por obviedad el certamen Miss Universo representa un retroceso a esta gran lucha, es un espectáculo que pone a las mujeres como producto de consumo como lo expresa una usaría de Twitter.

“Los concursos de belleza como Miss Universo son la celebración en donde el estado, el patriarcado y el capitalismo se abrazan para coronar a la idea de mujer perfecta. Es un objeto de consumo, legitima los ‘valores’, perpetua el género y da un falso sentido de nacionalismo”, expresó en Twitter la usuaria Fresatanicart

Lo que se explica dentro del debate que se ha suscitado en redes sociales, es que este tipo de concursos son para hacer ver diversos puntos bastante importantes dentro del sistema patriarcal que se quiere derribar: el prototipo de una mujer perfecta basada en estándares de belleza que tienen que ver con la delgadez, el color de piel, el tipo de cabello, hasta aquellos que hacen de la mujer un producto sexualizado y de consumo.

Todo esto puede concluirse con el comentario de otra usuaria  “el feminismo lucha por la liberación de la mujer del sistema patriarcal. Están diciendo que si ellas quieren participar tienen que ser libres de serlo, pero es como decir que si una mujer decide dejar que la golpee su marido está bien porque ella es libre”.

Por más que los organizadores le quieren dar el tinte de “empoderamiento de la mujer”, el movimiento feminista no lo ve, ni lo verá de tal forma, ¿la razón?, la tienen las mismas reglas del concurso en sí, ya que va en contra de toda la retórica de lo que en el exterior quieren vender.

La elección de Miss Universo es un proceso muy largo, que año tras año mueve una enorme cantidad de personas y de dinero a través del mundo.

Miss Universo es una licencia que se renueva anualmente. En cada país interesado en mandar una candidata, existe un franquiciado que, tras el pago de una cantidad de dinero, que varía según el tamaño y la capacidad económica de cada país, tiene los derechos en ese país para enviar una delegada bajo reglas que la Organización Miss Universo impone.

Algunas de esas reglas básicas son:

  • Que la delegada sea mujer legalmente (desde 2012) — quedando abierta la posibilidad de que una mujer transgénero concurse (si su país la reconoce como tal) —.
  • Que nunca se haya casado.
  • Que nunca haya estado embarazada.
  • Que sea la ganadora del título nacional o, en su defecto, la suplente; también se acepta que la delegada sea designada en casos especiales.
  • Que tenga la nacionalidad del país por el que va a concursar y una residencia comprobable.
  • Que tenga entre 18 y 28 años cumplidos al 1 de enero del año en que compita.
  • Que tenga la disposición de ser Miss Universo y cumplir lo que ello conlleva.

Existen otras reglas y excepciones a estas que son particulares a cada país. Contrario a lo que suele pensarse, hay otras cuestiones que no violan el reglamento del concurso:

  • Miss Universo no prohíbe las cirugías estéticas ni los aditamentos cosméticos.
  • Miss Universo no pide un mínimo de estatura.
  • Miss Universo no prohíbe que concurse una mujer que haya posado desnuda o en lencería.
  • Miss Universo no solicita ni un máximo ni un mínimo de peso para sus concursantes.
  • Miss Universo no promueve estereotipos raciales o étnicos para la representación de un país.

Así que al final nos queda claro que la lucha sigue y nos falta mucho para que el concepto de “Belleza de la mujer” deje de ser causa de “cosificarnos” para que el único empoderamiento sea el de las empresas y países que se llevan una tajada económica a costillas de las mujeres.

¿tú de qué lado te encuentras?